Borja Ortiz de Gondra

Borja Ortiz de Gondra (Bilbao, 1965) es uno de los dramaturgos españoles más destacados de su generación. Tras estudiar dirección escénica en la RESAD de Madrid, se trasladó a París, donde trabajó como ayudante de dirección entre otros, con Pina Bausch, Lluis Pasqual o Jorge Lavelli.

De regreso a España, se consagra como dramaturgo al ganar, entre otros, los premios Marqués de Bradomín y Calderón de la Barca. Su primer estreno se produce en el Centro Dramático Nacional: Eduardo Vasco dirige su obra “Dedos (vodevil negro)”. A partir de entonces, trabaja habitualmente en los teatros españoles, con directores como Ricardo Iniesta (compañía Atalaya de Sevilla), Josep María Mestres, Rosario Ruiz Rodgers o Javier Yagüe o dirigiendo sus propios textos.

De 2004 a 2007 reside en Nueva York, donde tiene la oportunidad de trabajar en el prestigioso teatro PS.122. Entre sus últimos trabajos en España cabe destacar: “Hamlet”, en el Centro Dramático Nacional, con Juan Diego Botto; “Memento mori”, con Cristina Rota y Jaime Chávarri; o “Calpurnia (Sueño, premonición y muerte)”, con Emma Suárez en el Festival de Mérida 2011.